Hablemos de CARICIAS

foto de Sergi Regàs Antherieu.

Elijo esta imagen por estar llena de caricias positivas para mí.

Sin pensar demasiado, responde a estas preguntas: ¿Qué tipo de caricias emites? ¿Qué tipo de caricias recibes?

Habrán aparecido palabras, imágenes u olores ¿Sí?

Después de leer esta entrada en el blog, volveré a hacerte estas y otras preguntas quizás aparezcan nuevas premisas a considerar.

Piensa en un recién nacido, éste ama a sus padres o en su defecto a sus cuidadores y se vincula a ellos, no se cuestiona si son buenos para él porque de esta relación depende su supervivencia. Es el chip que todos tenemos incorporado.

Para el desarrollo físico, psíquico y emocional el niño, la niña, precisa atención. Voy a cambiar la palabra “atención” por “caricias”, entendidas como cualquier manifestación de una persona que implique darse cuenta de la existencia de la otra.

A través de esa atención, esas caricias se transmiten emociones, mensajes, ya sean desde el contacto físico, verbal o simbólico, el otro es visto, reconocido, cubre la necesidad de saber que es.

Un padre, una madre, un cuidador, puede favorecer el comportamiento del bebé con una sonrisa o puede emitir un sonido de desaprobación para mandarle callar cuando llora o hace ruido. A ambas le llamamos caricias, claramente una facilita sentirse bien y la segunda comunica inadecuación o rechazo. Sea como sea, ambas cumplen una misma función.  EXISTO porque el otro me ve.

La norma inconsciente que subyace: “Las caricias positivas son mejores que las negativas, pero las negativas son mejores que nada” Después de leer esta frase de José Luis Martorell, pensé en las relaciones de pareja donde el vínculo es muy fuerte y al mismo tiempo destructivo. ¿Mejor que nada?  Seguramente esta norma tuvo mucho sentido para agarrarnos a la vida, pero luego, hay aprendizajes que necesitan ser modificados para tener una buena vida.

Sencillo, los dos polos, caricias negativas y caricias positivas, fácil de diferenciar ¿Cierto?. Te comunico que además tenemos las caricias mixtas. Son en apariencia positivas pero debajo hay desprecio.

Os pongo ejemplos-tipicazos: “Para ser mujer, conduces bien”  “Para ser andaluz, eres muy trabajador” “Eres muy flexible para ser alemán” . Estas las vemos venir por lo obvias que son.

Mi propuesta es: Obsérvate. ¿Qué caricias te sientan totalmente bien? ¿Qué caricias emites? ¿Distingues las caricias mixtas? Traduce lo que pasa a tu alrededor en caricias…

 

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other