La respiración se entrena

Parte de la energía que precisamos para hacer funcionar nuestro cuerpo viene determinada por cómo respiramos. ¿Te has dado cuenta de que a veces retienes la respiración? ¿Se te queda entrecortada o acelerada? ¿En qué circunstancias te sucede esto? Cuanto más conscientes seamos de cómo respiramos, más conscientes seremos de nosotros mismos como individuos y más estaremos en armonía con las funciones de nuestro cuerpo y en contacto con la energía vital.

Mi primer encuentro con la respiración consciente fue a través del submarinismo. Trabajé unos años como submarinista a bordo de un barco y esto me dio la oportunidad de sentir que si respiraba adecuadamente debajo del agua podía controlar no sólo mi cuerpo, sino también mis emociones. Entendí que si respiraba bien, cualquier actividad que estuviese realizando física o intelectual, mejoraba mi atención y mi rendimiento. Todo funciona mejor si respiramos bien, nos ayuda a vibrar, a que todas las células de nuestro cuerpo estén bien oxigenadas y puedan así regenerarse con plenitud. Cuanto mejor respiramos, más fácil es que llegue la energía sin ningún tipo de interferencia a todo nuestro organismo. Respirar hondo y llevar oxígeno a tus células más profundas es como regar las plantas al final de un día de mucho calor, recuerda que tú eres ellas y ellas te lo agradecerán enormemente.

Como humanos no respiramos hasta que nacemos ya que en el periodo de gestación recibimos el oxígeno a través de la sangre por el cordón umbilical. Es al nacer cuando substituimos la respiración fetal por la respiración autónoma y esto generalmente coincide con nuestro primer lloro siendo bebé, el aire entra en los pulmones y activa el sistema respiratorio. Uno de los objetivos en el trabajo de respiración es que este proceso vital adquirido al nacer y por tanto inconsciente pase a ser también un proceso consciente.

En las sesiones de terapia integrativa que hacemos en Tu Libertad Interior utilizamos la respiración circular conectada, ésta nos pone en contacto con las heridas que nos dejan algunas emociones estancadas, con los patrones de contracción y nos proporciona la oportunidad de poder transformarlas de manera positiva consiguiendo una mayor fluidez energética. Esta técnica de respiración se realiza sin pausas ni retenciones de aire entre inhalación y exhalación creando así un movimiento circular. Dependiendo de si se respira por la nariz o la boca, del flujo de aire y la intensidad del ritmo con el que se realice el cliente puede acceder a los planos energéticos, físico, mental, emocional y espiritual para equilibrarlos. De esta manera desplegamos un puente entre la parte consciente y la inconsciente de nuestro ser.

Te animo a probar. Si quieres contactar directamente conmigo escríbeme a sergi@tulibertadinterior.com  650 761 774

 

 

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other