CLASES PARTICULARES DE YOGA

Puedes decidirte por recibir clases particulares de Yoga por motivos muy diversos:

  • Nunca has practicado y antes de iniciar las clases colectivas prefieres aprender las bases y experimentar como te sienta el Yoga.
  • Ya practicas y deseas desbloquear, fortalecer, ampliar una zona concreta del cuerpo.
  • Precisas acompañamiento para encontrar la concentración, liberar la respiración, sentir relajación…
  • El médico te ha aconsejado clases de yoga; empiezas a informarte y te encuentras con nomenclatura y estilos que no sabes qué significan y te cuesta elegir.
  • Te gustan las clases particulares por comodidad, profundidad y porque están diseñadas justo para ti.

La experiencia me dice que hay tantos motivos para elegir clases particulares como personas.


La práctica es personalizada, se ajusta a lo que necesitas en el momento presente  a nivel corporal como emocional y mental. Asana, pranayama, kriyas, sankalpas, sonido, visualizaciones…  Todas las herramientas a tu disposición.