CONSTELACIONES FAMILIARES

Las constelaciones familiares sistémicas es un método terapéutico de intervención puntual donde se tiene en cuenta a la persona dentro del sistema familiar al que pertenece. El cliente expone una situación en el presente problemática, de dolor, de incomodidad, pautas que se repiten e inquietan y una necesidad de cambiar algo.

Este trabajo utiliza al grupo de personas que asisten a los talleres como representantes activos o creando un espacio de contención a la información que va apareciendo y sostén al cliente. En el desarrollo de la constelación aparecen dinámicas relacionales, lealtades  inconscientes que bloquean al cliente en el avanzar en su camino de vida. Tener esta información, recibir una imagen externa y asentir a ella  produce un movimiento sanador.

Desde el contacto con la realidad nace una nueva posibilidad, un paso hacia adelante. En este método se tienen en cuenta los órdenes del amor que definió Bert Hellinger: Pertenencia, jerarquía, compensaciones y lealtades profundas en el sistema familiar. Tal como se indica en la web oficial de Hellinger:


“Bert Hellinger, nacido en 1925, estudió Filosofía, Teología y Pedagogía. Durante 16 años trabajó como miembro de una orden misionera católica con los Zulú en Sudáfrica. Más tarde se hizo psicoanalista y a través de la Dinámica de Grupos, la Terapia Primal, el Análisis Transaccional y diversos métodos de Hipnoterápia llegó a desarrollar su propia forma de realizar las Constelaciones Familiares. Este método es hoy día respetado y reconocido en todo el mundo y es aplicado en diferentes campos. Por ejemplo en la psicoterapia , en los servicios de asesoría y coaching dirigidos a las empresas y organizaciones, en la medicina, en la consulta de psicología  y la orientación pedagógica y en la cura  del alma en el sentido mas amplio.”

Las constelaciones familiares han ido evolucionando y en la actualidad las usamos también para trabajar diferentes edades o etapas de nuestra vida, diversos yoes que habitan en cada uno de nosotros. El camino hacia la sanación es reconocer e integrar todas nuestras partes.

Mi sentir es que no sirven las palabras para explicar este método terapéutico.

Debe ser experimentado. Puedes suscribirte a la newsletter para tener información sobre los talleres.